Política de cookies

Este sitio usa cookies propias y de terceros para facilitar la navegación y obtener información de estadísticas de uso de nuestros visitantes. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón 'Aceptar' o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón 'Configurar cookies'

Para más información consulta nuestra Política de cookies

Configuración de cookies

Desde aquí puede activar o desactivar las cookies que utilizamos en este sitio web, a excepción de las de técnicas, que son imprescindibles. Si no selecciona ninguna opción, equivale a rechazar todas las demás cookies.

Cookies técnicas y de sesión, estrictamente necesarias

Sesión: PHPSESSID, SERVERID, Incap_ses_*_* y visid_incap_*

Permiten mantener la coherencia de la navegación y optimizar el rendimiento del sitio web, son imprescindibles

Técnica: config

Guarda la configuración de cookies seleccionada por el usuario

Cookies de terceros

Google Analytics: _gat, _gid y _ga

Utilizamos estas cookies para obtener información de estadísticas de uso de nuestros visitantes. Están gestionadas por Google, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Facebook: _fbp

Cuando mostramos información incrustada de la red social Facebook, se genera automáticamente esta cookie. Está gestionada por Facebook, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Twitter: eu_cn, ct0, guest_id y personalization_id

Cuando mostramos información incrustada de la red social Twitter, se generan automáticamente estas cookies. Están gestionadas por Twitter, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Política de cookies

F.E. SERVICIOS CIUDADANIA informa que este sitio web usa cookies para

  1. Asegurar que las páginas web puedan funcionar correctamente

  2. Recopilar información estadística anónima, como qué páginas ha visitado la persona usuaria o cuánto tiempo ha permanecido en el sitio web.

  3. Mostrar contenido de redes sociales, siempre relacionado con información de la organización de CCOO.

Informamos que contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a la de CCOO que podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.

A continuación encontrará información detallada sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este sitio web, cómo puede desactivarlas en su navegador y cómo bloquear específicamente la instalación de cookies de terceros.

  1. ¿Qué son las cookies?

    Las cookies son archivos que los sitios web o las aplicaciones instalan en el navegador o en el dispositivo (smartphone, tablet o televisión conectada) de la persona usuaria durante su recorrido por las páginas del sitio o por la aplicación, y sirven para almacenar información sobre su visita.

    El uso de cookies permite optimizar la navegación, adaptando la información y los servicios ofrecidos a los intereses de la persona usuaria, para proporcionarle una mejor experiencia siempre que visita el sitio web.

  2. Tipología, finalidad y funcionamiento

    Las cookies, en función de su permanencia, pueden dividirse en cookies de sesión o permanentes. Las primeras expiran cuando la persona usuaria cierra el navegador. Las segundas expiran cuando se cumple el objetivo para el que sirven (por ejemplo, para que la persona usuaria se mantenga identificada en el sitio web) o bien cuando se borran manualmente.

    Adicionalmente, en función de su objetivo, las cookies utilizadas pueden clasificarse de la siguiente forma:

    • Estrictamente necesarias (técnicas): Son aquellas imprescindibles para el correcto funcionamiento de la página. Normalmente se generan cuando la persona usuaria accede al sitio web o inicia sesión en el mismo y se utilizan para identificarle en el sitio web con los siguientes objetivos:

      • Mantener la persona usuaria identificada de forma que, si abandona el sitio web, el navegador o el dispositivo y en otro momento vuelve a acceder a dicho sitio web, seguirá identificado, facilitando así su navegación sin tener que volver a identificarse

      • Comprobar si la persona usuaria está autorizada para acceder a ciertos servicios o zonas del sitio web

    • De rendimiento: Se utilizan para mejorar la experiencia de navegación y optimizar el funcionamiento del sitio web

    • Analíticas: Recopilan información sobre la experiencia de navegación de la persona usuaria en el sitio web, normalmente de forma anónima, aunque en ocasiones también permiten identificar de manera única e inequívoca a la persona usuaria con el fin de obtener informes sobre los intereses de la persona usuaria en los servicios que ofrece el sitio web.

    Para más información puedes consultar la guía sobre el uso de las cookies elaborada por la Agencia Española de Protección de Datos en https://www.aepd.es/sites/default/files/2020-07/guia-cookies.pdf

  3. Cookies utilizadas en este sitio web

    A continuación, se muestra una tabla con las cookies utilizadas en este sitio web, incorporando un criterio de "nivel de intrusividad" apoyado en una escala del 1 al 3, en la que:

    Nivel 1: se corresponde con cookies estrictamente necesarias para la prestación del propio servicio solicitado por la persona usuaria.

    Nivel 2: se corresponde con cookies de rendimiento (anónimas) necesarias para el mantenimiento de contenidos y navegación, de las que solo es necesario informar sobre su existencia.

    Nivel 3: se corresponde con cookies gestionadas por terceros que permiten el seguimiento de la persona usuaria a través de webs de las que F.E. SERVICIOS CIUDADANIA no es titular. Puede corresponderse con cookies donde se identifica a la persona usuaria de manera única y evidente.

    TABLA DE COOKIES UTILIZADAS
    CookieDuraciónTipoPropósitoIntrusividad
    PHPSESSID, SERVERID, Incap_ses_*_* y visid_incap_* Sesión Imprescindibles Mantener la coherencia de la navegación y optimizar el rendimiento del sitio web 1
    config 1 año Imprescindibles Guardar la configuración de cookies seleccionada por el usuario 2
    Google Analytics (_gat, _gid y _ga) 24 horas Analítica, de terceros (Google) Permitir la medición y análisis de la navegación en las páginas web 3
    Facebook (_fbp) 3 meses Terceros (Facebook) Mostrar información incrustada de la red social Facebook 3
    Twitter (eu_cn, ct0, guest_id, personalization_id) Sesión Terceros (Twitter) Mostrar información incrustada de la red social Twitter 3

    Desde los siguientes enlaces puedes consultar la política de cookies de terceros: Política de cookies de Google, Política de cookies de Facebook, Política de cookies de Twiter

  4. Deshabilitar el uso de cookies

    La persona usuaria en el momento de iniciar la navegación de la web, configuró la preferencia de cookies.

    Si en un momento posterior desea cambiarla, puede hacerlo a través de la configuración del navegador.

    Si la persona usuaria así lo desea, es posible dejar de aceptar las cookies del navegador, o dejar de aceptar las cookies de un servicio en particular.

    Todos los navegadores modernos permiten cambiar la configuración de cookies. Estos ajustes normalmente se encuentran en las Opciones o Preferencias del menú del navegador.

    La persona usuaria podrá, en cualquier momento, deshabilitar el uso de cookies en este sitio web utilizando su navegador. Hay que tener en cuenta que la configuración de cada navegador es diferente. Puede consultar el botón de ayuda o bien visitar los siguientes enlaces de cada navegador donde le indicará como hacerlo: Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari

    También existen otras herramientas de terceros, disponibles on-line, que permiten a la persona usuaria gestionar las cookies.

  5. ¿Qué ocurre al deshabilitar las cookies?

    Algunas funcionalidades y servicios pueden quedar deshabilitados, tener un comportamiento diferente al esperado o incluso que se degrade notablemente la experiencia de navegación de la persona usuaria.

  6. Actualización de la Política de cookies

    F.E. SERVICIOS CIUDADANIA puede modificar esta política de cookies en función de exigencias legislativas, reglamentarias, o con la finalidad de adaptar dicha política a las instrucciones dictadas por la Agencia Española de Protección de Datos, por ello se aconseja a la persona usuaria que la visite periódicamente.

    Cuando se produzcan cambios significativos en esta política de cookies, se comunicará a través de la web.

Hay que detener la violencia contra las mujeres

    Los datos son escalofriantes. En sociedades presuntamente ''desarrolladas'' las cifras de mujeres muertas a manos de hombres con algún vínculo familiar o relación sentimental dan que pensar.

    26/08/2004.

    Históricamente el papel de la mujer ha estado relegado a un segundo plano de la vida social. No tenían derecho a voto, ni al trabajo remunerado, ni a la titularidad de bienes, ni siquiera a decidir sobre su vida o sus hijos e hijas. Actualmente, la situación no ha mejorado mucho. Trabajan, votan, compran y venden bienes, eligen su maternidad (a veces), pero, siguen teniendo un lugar secundario desde la perspectiva de la igualdad con el otro sexo. Y la parte más sangrante de esa desigualdad es la violencia ejercida por los hombres contra las mujeres. Los datos son escalofriantes. En Europa, en España, en sociedades presuntamente ''desarrolladas'', las cifras de mujeres muertas a manos de hombres con algún vínculo familiar o relación sentimental dan que pensar: ¿qué desarrollo estamos teniendo? El progreso, aunque se crea lo contrario, no trae necesariamente el desarrollo. Y, socialmente, dejamos mucho que desear. La situación que vivimos, la que viven las mujeres, es una verdadera ignominia. Es una lacra social a la que hay que meter mano con urgencia. Es una vergüenza que no puede hacer sino enrojecernos de ira, enrabietarnos y gritar como frente a otras calamidades: ¡Basta ya!, ¡Nunca mais! y !no a la guerra! Porque parece una guerra lo que se está librando con la actitud de algunos que no aceptan su situación y llevan a extremos sin retorno, algo que han de asumir como es. La mujer es libre, y su vida y su futuro son solo suyos. Hemos de dar respuesta a estas situaciones de violencia. Pero, como decía la socióloga Inés Alberdi en su ''Informe sobre los malos tratos a mujeres en España''(1): ''ser capaces de reaccionar ante un fenómeno social requiere que previamente seamos capaces de verlo y nombrarlo''. La violencia contra las mujeres en España, también en otras sociedades europeas tan ''avanzadas'' o más que la nuestra, ha sido invisible. Ni se veía ni se nombraba como tal, incluso los círculos cercanos a la víctima, hasta la propia familia, decía ''algo habrá hecho para merecérselo''. Y en cuanto a los agresores, no hay un fenotipo definido porque como dice Miguel Lorente, médico forense, el único rasgo común del maltratador es ''que es varón, pertenece al género masculino y es hombre'' En 1993, en la ciudad austriaca de Viena, en la celebración de la Conferencia Mundial de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas se declaró que ''la violencia ejercida contra las mujeres es una violación de los derechos humanos''. La violencia contra las mujeres es un problema que hay que sacar claramente y a gritos de la esfera privada, ponerle en el ágora e intervenir contra él desde todos los sectores de la sociedad. Que no sean sólo bonitas palabras. Estamos iniciando el siglo XXI y creando el ''quinto mundo'', el de la violencia contra las mujeres y, en muchos casos, contra sus hijas e hijos. Las agresiones a los seres queridos, supuestamente queridos, hacen verdad el dicho de ''hay amores que matan'' poniéndolo de rabiosa y penosa actualidad. Suena muy duro decirlo, y escribirlo, pero es la violencia por la violencia, el ataque al contrario (la contraria en el 90 por ciento de los casos) por su sexo, por ser mujer. Estamos frente a una enfermedad social del progreso. Es un virus que afecta al macho de la especie, cuando la hembra deja de ser objeto y se gana lo que es por derecho natural: sujeto social. Urge meter mano al problema. Y hacerlo a diferentes niveles de la sociedad, en diferentes estamentos muy directamente relacionados con el problema. Estamentos que, por suerte, están cambiando pero todavía soportan grandes lastres del pasado. La policía, la justicia, la administración. Hace falta educar y sensibilizar. El llanto y la compasión no bastan, hay que actuar. Y el primer campo de actuación son las escuelas, educando, y, también, la sociedad, sensibilizando. Es mucho el trabajo por hacer. Los medios de comunicación tenemos nuestra parte de responsabilidad, al repetir vicios en el fondo y en la forma de informar; que más desinforman o perpetúan esquemas, que ayudan a desmontar tópicos y crear conciencia crítica. Como me comentaba Ana María Ruiz Tagle, abogada, feminista, y presidenta del Consejo Social de la Universidad de Sevilla, ''hemos de remar juntos en la misma dirección''. Todas las barcas del estanque social han de poner proa hacia el mismo objetivo: acabar con esta lacra. No hay que enfrentarse entre sexos, sino afrontar el problema, encarar los escollos que nos impidan solucionarlo, y que los culpables enfrenten sus deudas con la sociedad. En palabras del premio Nobel de Economía, Amartya Sen: ''La desigualdad basada en el género en los ámbitos económico y social puede lesionar considerablemente el desempeño global en numerosas y diversas áreas, afectando variables demográficas, médicas, económicas y sociales. La falta de equidad en una esfera puede conducir a una pérdida de eficiencia y desigualdades en otras'' Luchar contra la impunidad, contra la indefensión. Aprovechar el cambio político y social que estamos viviendo para llegar al fondo de la cuestión. Sin victimismos, con las víctimas, y sin ''pajas mentales'', con realidades.